Los apartamentos turísticos reclaman agilizar las ayudas para llegar vivos al verano

 Los apartamentos turísticos de la Comunitat Valenciana siguen sufriendo como el resto del sector por la falta de clientes derivada de las diferentes restricciones por la pandemia. El presidente de la asociación Aptur CV, Miguel Ángel Sotillos, manifestó a este diario la difícil situación que atraviesan y comentó los tres pilares en los que se tendría que basar la recuperación: la coherencia en las medidas, la vacunación y la agilidad en las ayudas.

El empresario indicó que la Semana Santa tendrá una ocupación media muy baja, con propietarios que registrarán un 0% de clientes y un máximo de 5%. Es más, reseñó que en su agencia han tenido que rebajar los precios el miércoles previo a los festivos para rascar un par de reservas. En este sentido, explicó que el tipo de alojamiento que tiene más ‘éxito’ son chalés y villas en el entorno de la capital valenciana, pero en lugares como Torrevieja, Benidorm o Dénia la tasa vuelve a bajar. Peor será en abril y mayo, que de momento lo tienen «vacío».

Así, Sotillos recordó que a diferencia de los hoteles, que están en su mayoría cerrados, en los apartamentos turísticos tienen toda la oferta abierta. Pero la demanda no existe ni en el periodo vacacional como este. Aquí se suma una de las preocupaciones: el cierre perimetral de la Comunitat, que bajo su punto de vista, no tiene coherencia.

Como han apuntado varias aristas del sector, los apartamentos turísticos también señalan la doble vara de medir según la procedencia del visitante. Sotillos reclamó que igual que un francés puede venir por tierra presentado una PCR negativa, que lo pueda hacer alguien de Castilla-La Mancha a la Comunitat.

Por otro lado, mencionó que la leve ocupación de Semana Santa no sirve para paliar todos los meses de pérdidas económicas. El empresario avisó de la lentitud para cobrar las ayudas, que empiezan a llegar ahora del Ayuntamiento de Benidorm por las Ayudas Paréntesis que financian junto a la Diputación de Alicante y la Generalitat. Además, explicó que de las ofrecidas por el Instituto Valenciano de Finanzas, solo están respondiendo a las solicitudes denegadas, en su mayor proporción «por sobreendeudamiento», informó Sotillos, que añadió: «Después de tantos meses de pandemia, ¿qué esperas? No se lo darán a los que tienen grandes problemas, que están causados por las restricciones, no porque lo hayas hecho mal».

Asimismo, se refirió a la cuantía que ha destinado la Unión Europea a España y que ahora ha repartido a las comunidades autónomas. Viendo el procedimiento, lamentó que se puedan empezar a pagar en junio o julio, «¿quién va a estar vivo en esos meses sin un duro tanto tiempo. El Problema son los plazos, vamos muy tarde», recriminó el empresario. De este modo, calculan que en 2020 llegaron a facturar un 20-25% de lo que hicieron en 2019 sin pandemia. 

Y por último, destacó la importancia de la vacunación para salir cuanto antes de la crisis de movilidad que les tiene contenida la demanda. Para ello, dijo ser partidario de vacunar las 24 horas del día, todos los días del año.