Buena noticia para el sector de apartamentos turísticos. Un juzgado avala el uso de tres viviendas turísticas frente a la orden de cierre del Consistorio

Comparte en...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+

https://www.lasprovincias.es/comunitat/juzgado-avala-tres-20181116005018-ntvo.html

La sentencia indica que un apartamento no se puede asimilar a las condiciones urbanísticas de un inmueble hotelero

Valencia. Varapalo para el Ayuntamiento a cuenta de los apartamentos turísticos. Un miembro de la Asociación de Viviendas de Alquiler para Estancias Cortas de Valencia ha ganado un juicio contra la orden de clausura de tres inmuebles situados en la avenida de Francia con esta actividad. La sentencia dictada por el juzgado de lo Contencioso número 4 se ha producido en primera instancia, aunque abre el camino para otros casos similares.

El Consistorio pidió en 2016 la «restauración de la legalidad urbanística quebrantada», al considerar que las viviendas estaban siendo destinadas a la actividad de apartamentos turísticos, un uso del suelo «no permitido por el planeamiento para la parcela en la que se ubica el edificio», al tratarse de un conjunto residencial y no hotelero. Esta es la cuestión central, dado que la sentencia señala que «en el momento de la aprobación del plan parcial (años 90), el uso de una vivienda en un edificio con uso dominante residencial para apartamento turístico no tenía una regulación específica y, en consecuencia, no podría considerarse dentro del uso terciario-hotelero».

El gobierno municipal ha enviado numerosas notificaciones a otros tantos propietarios de viviendas turísticas para dicha «restauración de la legalidad urbanística», una vez que se produjo una sentencia anterior que anulaba la estrategia de que solicitaran la licencia de actividad. La voluntad del Consistorio es regular con un fuerte descenso la oferta de este tipo de alojamiento, al considerar entre otras cuestiones que pone en riesgo la convivencia vecinal en las fincas.

Por el contrario, el abogado Rafael Encarnación, quien ha llevado el caso, dijo primero que «valora positivamente la sentencia y, si bien hay que ser prudentes y esperar a que sea firme, supone un toque de atención ya que viene a corregir la interpretación que del Plan General ha venido realizando el Ayuntamiento de València».

Este criterio ha servido, a juicio de este experto, para que las concejalías afectadas fundamentaran «todos los expedientes de orden de cese por cambio de uso y los informes de compatibilidad urbanística desfavorables emitidos tras la entrada en vigor de la nueva Ley de Turismo. En definitiva, la sentencia viene a imponer lo que es de sentido común, que el uso de una vivienda turística, por más que se empeñe el Ayuntamiento, no es asimilable a un uso terciario hotelero». En la actualidad está en exposición al público el Plan de Ciutat Vella para el estudio de alegaciones, donde también se regula la actividad de las viviendas turísticas, con fuertes restricciones en algunos barrios para que predomine el uso residencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *